El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió, para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta.
Pablo Neruda (via poesianoerestu)
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …

No te detengas, Walt Whitman. (via fuglyybirds)
3 989 reproducciones

iamcamiila:

Yo pienso en ti Manuel García (Fdo. Ubiergo)

Ella era extraña,
conversaba con el viento
le tenía miedo al tiempo…
se peinaba en madrugada
para recibir al sol…
Se sentaba en la ventana
dibujaba en los cristales
con sus manos una cárcel
para atrapar al sol…

Y en su mirada,
detenía la alborada
me decía soy un hada
volaré hasta tu almohada
a robarte el corazón…
me abrazaba y me pedía
que soltara mis cometas
que en su vientre vivirían…
porque sabrían que …

Yo pienso en ti…
yo pienso en ti…
y en tu mirada
yo pienso en ti…
yo pienso en ti…
y en tus mañanas.

Ella era extraña
me escribía unos poemas
que, mas bien, eran teoremas
que rompían los esquemas
de cualquier verso de amor
y de pronto una mañana
se trepó a su poesía
me dejó en caligrafía
un papel diciendo…

Yo pienso en ti…
yo pienso en ti…
y en tu mirada
yo pienso en ti…
yo pienso en ti…
y en tus mañanas.

2 373 reproducciones Los Momentos Eduardo Gatti De monentos, viajes y navegante

rotatorio:

"…ahí murieron ya los momentos, sembraron así su semilla y tuvimos miedo, temblamos, y en ésto se nos fue la vida…”

Poco a poco fui creciendo,
Y mis fabulas de amor
Se fueron desvaneciendo,
Como pompas de jabón.

Cancion para mi muerte - Sui Generis (via vanguardiacosmica)